4 min

Interpelando a la educación digital en EADTU 2016

Durante las dos primeras décadas del siglo xxi los vientos de cambio no han dejado de azotar el territorio de la educación. Sin embargo, parece que el nivel de transformación que han experimentado otros sectores y ámbitos de actividad humana causado por el proceso de digitalización‒con la reinvención de productos, el abandono de mercados y la creación de nuevos procesos y modelos de negocio‒ no tiene su reflejo en el ámbito educativo.

De la mano del aprendizaje en línea, aunque no de forma exclusiva, la tecnología digital ha mejorado los procesos educativos y ha permitido el florecimiento de nuevas metodologías y modalidades formativas. Actualmente los modelos blended y en línea, y el conjunto de herramientas y recursos educativos que ofrece la red, están presentes de forma extendida en todos los niveles educativos. Pero, pese a todo ello, el retrato robot del actual ecosistema educativo presenta pocas variaciones respecto a décadas anteriores. Instituciones, sistemas, roles y formas de organización permanecen casi inalterados.

Durante este período la educación ha ido evolucionando desde su interior. Ha incorporado mejoras, muchas de ellas gracias a la dialéctica entre lo que llamamos pedagogías y tecnologías emergentes, pero quizá no ha sido alcanzada aún por la ola gigante de la transformación digital. Para indagar sobre esta cuestión es necesario adoptar una mirada externa que nos permita considerar qué cambios y tendencias en el ecosistema global pueden impactar sobre la actividad educativa en su conjunto. Este tipo de ejercicio es el que inspiró el informe Escenarios de futuro para los digital learners: Tendencias sobre la experiencia digital de los usuarios de la red y su impacto en la educación superior en línea (Moyano et al., 2016), correspondiente a un estudio encargado por el eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya a la Fundació Creafutur [2], y coordinado conjuntamente entre las dos instituciones.

De los resultados obtenidos ‒ofrecidos para ser discutidos e interpretados‒ se desprenden cuestiones que parecen anticipar el verdadero proceso de transformación digital de la educación. Plantearlas de forma abierta fue el principal objetivo de la presentación del mencionado informe en la pasada edición del EADTU 2016 celebrada en Roma, hecha a través del artículo «Future Scenarios for Digital Learners: Sociotechnological and sociocultural trends will transform the current educational ecosystem» (ver páginas 45-60 de los proceedings). Concretamente, en el artículo se mencionan diez insights ‒relacionados con tendencias socioculturales y sociotecnológicas‒ asociando a cada uno de ellos algunas cuestiones relacionadas.

Xmas bcn eadtu2016_presentation_share from Xavier Mas García

Como muestra de ello reproduzco a continuación una muestra de los tres insights que, bajo mi punto de vista, se pueden considerar más críticos:

  • AUTOMATIZACIÓN VS CREATIVIDAD. El proceso de automatización no afecta solo a tareas físicas rudimentarias, sino a funciones intelectuales avanzadas. Nos encontramos al inicio de una segunda Machine Age en la que la tecnología digital y la inteligencia artificial están desplazando la mano de obra humana. Respecto a esta tendencia:

¿Qué impacto tendrá sobre los modelos educativos (pedagógicos y de negocio) la automatización con la aparición de sistemas de adaptative learning y asistentes virtuales basados en inteligencia artificial?

  • UBICUIDAD E HIBRIDACIÓN. Vivimos en un entorno ubicuo donde los dispositivos móviles, las apps, la computación en la nube y la realidad aumentada permiten deslocalizar cualquier tipo de actividad humana. La frontera entre la vida personal, profesional y académica se difumina, como también lo hace la que separa el mundo físico y el digital, el público y el privado, o el individual y el social. Respecto a esta tendencia:

¿Qué sentido tiene, en una realidad ubicua, diseñar cursos y programas de formación de matriz tradicional, que en el mejor de los casos se ofrecen enlatados en un LMS? ¿No tendría más sentido plantearse el reto de filtrar la actividad formativa en el tejido de la vida diaria, utilizando los dispositivos, las apps y las redes que forman parte de la vida cotidiana de los aprendices?

  • OPEN MICRO-CREDENTIALS [2]. Está emergiendo la oportunidad de crear un sistema transferible de reconocimiento formativo a escala global al margen de los sistemas formales. Proyectos como la Badge Alliance, promovida por el IMS Global Learning Consortium, agrupan varios sistemas de badges, siendo el germen para la creación de futuros estándares. Respecto a esta tendencia:

¿Pueden los sistemas de open badges y microcredenciales extenderse y evolucionar hasta obtener el reconocimiento de empleadores y de la sociedad en general, perdiendo los sistemas educativos reglados el monopolio de la acreditación?

Os invito a seguir reflexionando sobre ello accediendo al paper publicado (recordad, páginas 45-60 de los proceedings) y a la presentación correspondiente. Con el mismo esquema, encontraréis cuestiones alrededor de otras tendencias identificadas, tales como el boom del software-driven business, el decalaje competencial existente entre los programas formativos y las demandas del mercado, la segunda brecha digital (de naturaleza competencial), la economía colaborativa, la democratización de la educación, la infoxicación, o la economía basada en la experiencia.

Dicho estudio aporta una perspectiva sociocultural compleja al análisis de tendencias, partiendo de la premisa de que estas ‒en nuestro caso las educativas‒ no actúan ni se generan en contextos aislados. En realidad forman parte de un flujo mucho más amplio y profundo que emana de macrotendencias que involucran a toda la actividad humana en su conjunto. Esta misma visión puede ser proyectada sobre otros informes o artículos, más allá de los presentados en este post, constituyendo una clave de interpretación fundamental y una mirada nueva con la que explorar el futuro de la educación.


[1] La Fundació Creafutur es una Fundación promovida por el Gobierno de Cataluña y la escuela de negocios ESADE, especializada en la realización de asesorías y estudios sobre análisis de tendencias de futuro en distintos sectores de la economía y la sociedad digital (http://www.creafutur.com).
[2] Las open micro-credentials son ecosistemas de badges abiertos y digitales que pueden ser utilizados por un individuo para indicar las habilidades adquiridas o los conocimientos aprendidos, independientemente del entorno de aprendizaje donde haya realizado la formación, sea en una institución educativa, en el lugar de trabajo o de forma autodidacta (Moyano et al., 2016: 123).
Share:
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Xavier Mas on Twitter
Xavier Mas
PhD in Education and Society by the Universitat de Barcelona. Specialist and researcher on digital education at the eLearn Center of the Universitat Oberta de Catalunya. He has worked as a pedagogical adviser, learning designer and manager of educational innovation in this same university since 1997 and has published several papers and articles related to these areas. He is currently the director of the Outer EDU collection (Editorial UOC) and his interest focus are the phenomenon of learning on the net, the impact of the digital society on education and the emergence of new training modalities.