La Singularity University (SU) es un think tank e institución educativa de Silicon Valley que ofrece programas educativos y una incubadora de empresas. Su característica diferencial es que explora los límites del progreso científico y las tecnologías “exponenciales”, especialmente la singularidad tecnológica a la que nos tiene que llevar la explosión de la inteligencia artificial. Fue fundada en 2008 por Peter Diamandis y Ray Kurzweil en el Parque de Investigación de la NASA en California. Escuché hablar de ellos hace un par de años y sobre todo después de ir a una conferencia de Salim Ismail en Barcelona.

La SU organiza summits internacionales, eventos de dos días por todo el mundo, co-organizados con socios locales, donde se hace red y se comparten visiones de los cambios que impactan positivamente en el mundo. Los speakers son habitualmente miembros de la SU o alumni de la misma que trabajan en el territorio donde se hace el evento. También empresarios o profesionales de primer nivel simpatizantes de la SU.

Hay que apuntar que la visión general de la SU en cuanto al impacto que tiene y tendrá el cambio exponencial tecnológico en el mundo es siempre muy positiva (grandes mejoras para la humanidad y la sociedad), con un tecno-optimismo muy exagerado y un punto naive.

Desde el eLC tenemos el convencimiento de que muchos de los cambios exponenciales que se están produciendo en la tecnología y la sociedad afectarán de manera profunda a la educación. Es dentro de este contexto que asistí a finales de octubre en el summit de Italia, en Milán. Fue un evento de unas 1000 personas con una veintena de charlas muy inspiradoras. He hecho una reseña completa de las charlas pero aquí hago un resumen de aquellas ideas que creo que nos afectan más directamente como institución educativa.

Futuro exponencial

Se prevé una época de cambio imparable. Los pilares de la sociedad en red se tambalean -por el bien de la humanidad- a partir de la explosión exponencial de las tecnologías, que ya están maduras, y aparecen nuevos modelos de negocio y se rompen las reglas existentes. Toda la vida de la humanidad han sido progresos locales y lineales y ahora vamos a un terreno global y de crecimientos exponenciales. La disrupción que provocará (será brutal) es una oportunidad y lo que es clave es la convergencia de tecnologías exponenciales. Hay que coger la tecnología y tomar riesgos para innovar, sin perder de vista los valores, la ética y conservar la esencia de la humanidad.

Nuevas empresas

Las empresas exponenciales son las que entienden o entenderán este cambio (¿también universidades?).  Para empezar, hay que ser ambiciosos y tener una visión ambiciosa que sea un propósito de transformación masiva (MTP). Más que empresas eficientes, hay que crear empresas que aprendan y arriesguen. Para aprender hay que poder fallar.

Inteligencia Artificial y Robótica

La IA sumada a la robótica, provocará un gran cambio laboral en 5 años. Para sobrevivir en este futuro debemos aprender a “bailar con las máquinas” en un simbiosis perfecta hombre-máquina. De todos modos, no es seguro que las máquinas nos quiten el trabajo si no que trabajar con los robots nos ayudará mucho. Debemos espabilar, de otro modo la disrupción nos dejará fuera de juego. El futuro es, claramente, robots y humanos trabajando juntos. Los humanos están para hacer preguntas y las máquinas para responder. Hay que aprender a preguntar y hay que enseñar a los niños a vivir con robots.

Innovación

Lo mejor para prever el futuro es provocarlo. Para innovar se necesitan equipos de innovación inteligentes: no hay que inventar y desarrollar cosas de cero, hay que buscarlas y combinarlas (integración elegante, lo llaman). Siempre hay “piezas de lego” que nos permiten crear lo que queremos. Para innovar es mejor siempre optar por crear ecosistemas y aconsejan que si se quiere probar alguna innovación en modelo de negocio, se haga creando una startup de la propia empresa, creando un grupo de personas que trabajen “en la frontera” y hacerlos crecer al margen de los “anticuerpos” corporativos y protegerlos. Aviso: La disrupción no viene casi nunca de la propia industria.

Futuro del trabajo

La misma tecnología que nos puede quitar el trabajo nos puede ayudar a reinventarnos. Actualmente el mercado laboral está orientado a la eficiencia, a definir y estandarizar tareas, a integrarlas. Pero esta estandarización y eliminación de ineficiencias las podrá hacer un algoritmo, es cuestión de tiempo que las máquinas lo hagan … ¿y si las máquinas cogen todo el trabajo rutinario, que realizan los humanos? ¡debemos explotar las capacidades propiamente humanas! Por lo tanto, aconsejan educar y formar en capacidades y valores: creatividad, curiosidades, innovación y ¡pasión! más incluso que educar en conocimientos tecnológicos (STEM). Hay que ayudar a los estudiantes a encontrar lo que les apasiona y ver cómo pueden vivir de esto. La gran pregunta es cómo educar para liderar la nueva utopía, la utopía que nos trae el futuro exponencial. Aconsejan arriesgar a cambiar cosas al modelo educativo actual.

 


Guillem Garcia Brustenga es Director de Investigación y Análisis de Tendencias del eLC y autor del libro La Reina Roja. Siete entrevistas a expertos sobre la función de la educación en la sociedad líquida dentro de la colección Outer Edu, disponible aquí.

Share:
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Guillem Garcia Brustenga on Twitter
Guillem Garcia Brustenga
Guillem Garcia Brustenga is Director of Reseach and Trend Analysis in the eLC of the UOC. Senior Telecommunications Engineer by the Universitat Politècnica de Catalunya (1997) he helds a Master's degree in Multimedia and both postgraduate degrees in Business Administration and Project Management.
He has been involved in the management of several UOC technology projects in innovation areas related to the Internet as a facilitator of the University's educational innovation from the eLearn Center. He is currently looking for creative solutions to boost the translational research on e-Learning in the UOC and solutions to reinvent the concept of Research Center in a virtual environement. He is interested in innovation models and strategies, in the digital transformation of companies, in arising opportunities and in the effect that technology has -and the exponential growth it causes- on individuals, society, the labor market and education.